Alubia Canela.

De tamaño mediano, color canela (de ahí su nombre), alargado y redondeado. Apreciada por su homogeneidad en tamaño, rapidez de cocción, lo inapreciable  de la piel  y su delicado sabor. Hace un caldo cremoso y de delicado paladar. 

Alubia de Riñón.

La alubia riñón, también llamada alubia larga y Alubia Arriñonada pertenece al grupo de las alubias blancas. De tamaño mediano y color blanco esa alubia por sus cualidades es muy parecida a la Alubia Riñón. Su forma es oblonga y su textura mantecosa y suave al cocer.

Alubia Plancheta.

Su grano es blanco, corto, aplanado, de forma arriñonada y tamaño medio o grande. Textura cremosa y fina.

Alubia Pinta

De grano redondo, jaspeado, de color vino sobre fondo rosado y tamaño mediano.

Alubia Fabada.

Pertenece a la variedad de alubias granjas de las más cotizadas y apreciadas en todo el mundo y es uno de los productos estrella de nuestra gastronomía. Destaca por su gran tamaño, y su elevado contenido en propiedades.

Alubia de la Virgen

De grano pequeño, mayormente blanca con una mancha de color marrón claro en su embrión. Forma redonda casi esférica, llamada también Alubia del Pilar debido a la mancha ya que se asemeja a la imagen de la Virgen del Pilar.

Alubia Verdina.

La alubia verdina es una legumbre de tamaño pequeño, de color verde, y de cocción suave y textura muy fina. Al igual que todas las legumbres, se ha de poner a remojo la víspera para que la cocción sea exitosa.

Su sabor suave y algo mantecoso hacen que la alubia verdina tenga un sabor exquisito que marida a la perfección con pescados y maricos frescos. También es frecuente encontrarla en receta de alubias con caza.

Garbanzo Pedrosillano.

Garbanzos pequeños, redondos, que necesitan un poco más de cocción que los grandes para quedar tiernos, con una piel fina e inapreciable, y una textura muy agradable. Ingrediente principal en los típicos cocidos Maragatos de nuestra zona de León, La Maragatería.

Lenteja Pardina.

De pequeño tamaño. Se denomina pardina por tener una piel de color pardo, que no se desprende durante el cocido. Su tamaño oscila entre los 3,5 y 4,5 mm. Se cultiva en el área que comprende zonas de las provincias de León, Palencia, Zamora y Valladolid.